Azafatas, guías, traducción ...

No hay una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión.